• English
  • Français
  • Italiano
  • Español

Comunicación con la yegua Stella

stella-jument

Stella. Es una yegua de 26 años. Noémie, una de mis buenas amigas, me pidió me comunicase con Stella, porque se hace preguntas sobre el final de su vida. ¿Es ahora el momento? Una decisión muy difícil de tomar…

En un primer momento, me resultó muy difícil comunicarme con ella: tengo que reconocer que hablar de la muerte con un animal no es lo que más me gusta, especialmente cuando lo conozco… así que lo dejé estar y los días fueron pasando… pero un mes más tarde, mientras leía tranquilamente en mi cama por la noche, Stella decidió ponerse en contacto conmigo y hablarme.

Me dijo que sabía que su vida se está acabando, pero que sentía mucha serenidad. Me decía que se “dormiría” de manera natural, que se iría por si misma.

Cuando le hablé de la matanza (alguien me explicó que se suele hacer así con los caballos. Es horrible, estoy de acuerdo), me respondió “bajo ningún concepto”. Me explicó que no quería imponerlo a Noémie.

Era consciente de que “irse a su manera” implicaría problemas a nivel logístico, pero no sería importante.

Cuando le pregunté que cuándo pensaba irse, vi un campo de hierba alta muy verde, con bonitas flores moviéndose ligeramente al son de una pequeña brisa. Estamos en verano. Entonces, le pregunto “¿Julio? ¿Agosto?”. Parece que será en el mes de julio.

Me dice que sucederá en el campo y que no sufrirá.

Asimismo, me dio un mensaje para Noémie referente a un conflicto familiar que tiene. Quiería decirle que se solucionará, pero que hará falta un poco de tiempo. La persona con quien tiene el problema comprenderá que no puede seguir así eternamente con sus ideas y sus convicciones y que se verá forzada a mover ficha.

Añade que Noémie no debe tener dudas en lo que concierne su camino de vida. Tiene que seguir su camino, cueste lo que cueste y que sus decisiones son justas. Aunque duela a sus familiares, jamás sentirán resentimiento u odio hacia ella, porque Sylvie siempre hace las cosas con sinceridad y con el corazón. Será comprensible.

Stella se fue el 21 de Julio de 2015, tal y como me lo había anunciado.

Noémie la encontró muerta en el campo, a las 6 de la mañana.

Hacía mucho calor este día y no podía dejarla demasiado tiempo bajo el sol. A pesar de la gran tristeza, tenía que encontrar rápidamente una solución. Por casualidad, por la mañana, Noémie encontró a una persona que no veía desde hacia muchísimo tiempo. La puso en contacto con alguien que pudo venir al momento y llevarse el cuerpo de Stella al instante. Todo se solucionó, como por magia…

Dos meses después, el conflicto que afectaba a Noémie se suavizó y empezó a tener una relación más serena.

El 21 de julio por la noche, conversé de nuevo con Stella. Un mensaje maravilloso lleno de amor para Noémie. Pero esa, es otra historia…

leer Más !

>